sábado, 30 de octubre de 2010

SIEMPRE LOS MISMOS

Siempre los Mismos (que tiempos más buenos en el local de la Hdad)
Que buen ambiente el otro día en la hermandad en la convivencia después del Rosario de la Aurora. Como en los últimos tiempos, los mismos, pero con un buen “rollo” que hacía tiempo no se veía. Nos reímos, contamos batallitas, se disfrutó de unas conversaciones amenas, …. Y hasta se cantó.

Muchas gracias a Javi, Largo, Vicente, José Manuel, Sergio, Gitano, …. Y como nó, a Benito que se hartó de trabajar.

En fin, parece ser que para mediados de mes habrá otra convivencia y espero ver por ella a muchos hermanos más de los cuales me acordé el otro día.

Como siempre digo, hay que ir a la hermandad y hablar e intentar convivir. Hasta la próxima.

viernes, 1 de octubre de 2010

¿Arreglamos o destruimos nuestro patrimonio?


Benditas manos que limpiaron el rostro de Nuestro Señor
 Faltan pocos días para que se decida un acontecimiento para mí muy importante. Se trata de decidir si se restaura a la imagen de la Santa Mujer Verónica que acompaña a Nuestro Padre Jesús de las Misericordias o no se restaura.

¿Puede ser verdad que existan hermanos que todavía se puedan estar haciendo esta pregunta y otros qué están haciendo campaña para votar no?

Pues la verdad es que es de pena poder llegar a eso.

La verdad es que no tengo ahora conocimiento expreso pero creo que la imagen de la Santa Mujer Verónica es uno de los patrimonios más importantes, por no decir el más importante, que pueda tener la Hermandad en antigüedad, ya que pertenece a la primera etapa.

Por favor, ¡vamos a dejarnos de politiqueo barato!. El arreglo hay que realizarlo, si o si. No podemos dejar que se deteriore más.

Si existen hermanos que no están de acuerdo con la gestión, con el Hermano Mayor, con su junta, ….. pues que hablen en los cabildos, que lo digan en voz alta, que digan lo que sienten, que presenten escritos, … pero, por favor, no ser participes de que esa bendita talla se pierda para siempre o se siga estropeando.

El patrimonio es de todos y, a mi me gustaría que mi hijo disfrutara de él como yo lo disfruto. Las personas pasan pero el patrimonio permanece.