lunes, 16 de mayo de 2011

Y el milagro se está haciendo realidad

Son muchos los malos momentos que tanto mi mujer y yo hemos pasado a fin de poder realizar el mayor de nuestros sueños: ampliar nuestra familia. 

Después de lo que nos costó poder tener a nuestro tesoro, la verdad es que nos planteamos en más de una ocasión, si sería el único hijo que Dios nos iba a dar y hemos estado a punto de tirar la toalla.

Con el tiempo, vino la felicidad tan rápido como se fué, en dos ocasiones, el año pasado, quedándonos los dos sin saber que hacer pero este año el regalo más grande que un hombre y una mujer pueden tener ha llamado a nuestra puerta y parece ser que va a ser de forma definitiva.
¿Cómo serán?. Ya queda poco para descubrir el misterio.

Hasta ahora no he querido decir nada ni comentar nada en mi blog, porque tenía mucho miedo, .... miedo a pasar otra vez por lo mismo, otra vez por el disgusto de ver a mi querida Raquel destrozada. Pero poco a poco, este miedo se va convirtiendo en felicidad, en ansias por verles las caritas, por cogerlas, por acariciarlas, por sentirlas,......... 

El misterio de la vida va a resurgir en nuestras vidas, y en las vidas de mi familia, que están volcados desde que tuvieron conocimiento de tal acontecimiento.

Estoy deseando que el médico me llame para entrar en el nido y poder, al fin, ver nuestro sueño cumplido y poder ver como mi mujer es la más feliz del mundo, porque me ha dado tres tesoros, los más valiosos del mundo.

Si Dios quiere, y esta vez querrá, mi casa se convertirá en un cielo de estrellas donde tres Ángeles revolotearán y convertirán mi hogar en un cofre de amor, esperanzas y sueños por cumplir que, de seguro, el tiempo no dará.

A sólo 3 meses de los 9 de gestación (aunque no creo que llegue hasta el final), sólo sabemos sus futuros nombres, que serán como su madre, Raquel y como su tía, Yolanda. El resto se irá escribiendo a partir de ahora.

Muchas gracias, amor mio, por darme nuevamente ilusiones y fuerzas para seguir, por hacerme sentir importante en tu vida y hacerme el mejor regalo que nunca me podrá hacer: mis hijos. Gracias Raquel.

2 comentarios:

  1. CUANTO ME ALEGRO POR VOSOTROS. PUES EN TIEMPOS DONDE SE QUIERE DESPRESTIGIAR LA FAMILIA, AQUELLOS QUE HEMOS RECIBIDO EL DON DE LOS HIJOS, SABEMOS DE CUAN IMPORTANTES SON, PUES SON EL VÍNCULO DONDE EL AMOR DE HOMBRE Y MUJER SE CONJUGAN Y EN ELLOS, INMERSOS EN ELLOS, TODO VUESTRO AMOR, EL PRINCIPAL CIMIENTO DE UNA FAMILIA CRISTIANA, COMO LA QUE HABÉIS FORMADO Y AHORA AMPLIARÉIS. UN FORTÍSIMO ABRAZO, "HERMANO" Y UN AFECTUOSO BESO PARA MI "HERMANA", TU ESPOSA RAQUEL.

    C.J.P.

    ResponderEliminar
  2. Hermano, sabes que, desde que me enteré de la Buena Nueva, me he alegrado muchísimo por tí y por Raquel y, por experiencia, te digo que al igual que tú (aunque no los haya parido) he criado a un niño y a dos mellizas y los tres son lo más importante que ha pasado por mi vida. Cuando han sido felices yo he sido feliz con ellos, cuando han llorado yo he estado con ellos, cuando han sido malos les he reñido y les he castigado, cuando han estado enfermos los he cuidado, cuando se les han caido los dientes he sido su Ratoncito Pérez de la Tata Noni y cuando han querido jugar pues también he jugado.

    Enhorabuena hermanos, os merecéis a vuestro Dani y vuestras pequeñas que vienen en camino, que de seguro van a llenar vuestras vidas de alegría.

    Que ganas tengo de verles las caritas!!!

    Muchos besos para Raquel, para el pequeño Dani, para tí y para las peques que vienen en camino.

    De tu hermana Sonia.

    ResponderEliminar