domingo, 24 de abril de 2011

Esperando un nuevo año

Desde el cortejo, siempre estaré cargando contigo.
Sinsabores de la nostalgia me llegan al corazón. La Semana Santa ha terminado y comienza un nuevo año de "aventuras" dentro de nuestra Hermandad. Ha sido un Lunes Santo maravilloso: Ha sido el Lunes Santo de los Reyes de la Plata.
El cortejo, me parece, que ha sido algo superior y los pasos...... que decir de esas benditas andas que nuestro equipo de mayordomía cada año pone a punto para que luzcan sus mejores galas para portar a nuestra benditas tallas.
El Moreno, que decir...... como siempre espectacular, con ese andar "de frente" y valiente, dando corazón y vida en cada paso y acordándonos de todos aquellos que no han podido estar, como por ejemplo mi hermano Nova al cual le envío mi más grande de los abrazos y espero verte el año que viene otra vez en tu quinta vara.
De la Reina, sobran todas las palabras. Este año ha vuelto a ser ella, .... o mejor dicho, sus costaleros han querido que vuelva a ser la que dejaba a todos con la boca abierta. Vestida de forma magistral por Alberto y Juan Álvaro que, cada año, van consiguiendo darle ese toque de bondad y dulzura a la Madre de Dios.
Con respecto a las bandas, ... quitarse el sombrero porque no han parado de "pitar" y eso, se agradece.
La salida y recogida, magníficas, con muchísima gente y dándole al pueblo lo que es del pueblo.
Nuestro Párroco, genial, apostando fuerte por esta nuestra Hermandad e intentando que se cree más unión.

En fín, ha sido un año fabuloso y empezamos a preparar el próximo, ... pero esta vez de forma especial. Después de muchos años voy a volver a vestir mi Bendita Túnica de Nazareno (bendita porque está bendecida) con el mayor de los regalos conmigo de la mano, mi hijo. Voy a volver a vivir momentos emocionantes y sensaciones que serán muy duras, al no poder estar debajo del que me cautivó hace años y del que nunca me podré separar, aunque vaya en la fila con un cirio. Cada vez que escuche el golpe de llamador será como un puñal que me claven y, a la vez, la satisfacción de que durante años se ha hecho cantera y el trabajo seguirá, esté quien esté.

Me voy y me despido de ti Padre Mío,
otra etapa de mi vida comienza hoy
me voy de costalero con mi túnica
y otro año más con el corazón encogío.

Sensaciones raras pasan por mi mente
mi cuerpo se rompió portando tus andas
y seguirá rompiéndose cada año que pueda
en la fila acompañándote de penitente.

Han sido años felices bajo la trabajera
con todos mis hermanos andando de frente
pero el duro trabajo comienza ahora
cuando te mire y no pueda llevarte.

Gracias mi Moreno por todos estos años
de trabajo y complicidad contigo
que no han hecho más que agrandar
mi fé por el más grande entre los grandes. TÚ.

Daniel Bustillo Alpresa

1 comentario:

  1. Dani, eres el mas grande de entre los grandes, pero no voy a dejar q te despidas el año en el q no pude estar contigo.No sabes cuanto te agradezco q te hayas acordado de mi en tu blog, fue muy duro no poder estar ahí con vosotros, por eso me resigno a pensar q no voy a compartir más la emoción de cargar al moreno contigo. Bueno ya hablaremos y me cuentas. Un Abrazo Hermano.

    ResponderEliminar